Ojo enamorado

Ojo enamorado
En tu mirada

lunes, 20 de octubre de 2014

ENCUENTRAN MÍTICO LIBRO IMPOSIBLE

                                           
                                                    EL LIBRO DE ARENA
Por Eduardo Ruz Hernández

La comunidad literaria mundial está estupefacta con la noticia del encuentro, en el Centro Nacional de Música de Argentina, del llamado “Libro de Arena”, que el escritor argentino Jorge Luis Borges (1899-1986) inmortalizó en un libro de relatos publicado en 1975.

El Director de la Biblioteca Nacional Mariano Moreno de la República Argentina, Horacio Luis González, lo dio a conocer en rueda de prensa realizada en el marco de los festejos por la conmemoración del 116 aniversario del famoso escritor, a quien el Premio Nobel siempre le fue esquivo.

El Director, conocido como “el Tercer Horario” por ser el tercero con semejante nombre que dirige la Biblioteca, informó que el afanado bibliófilo alemán Dr Rom Hazler, encontró el pasado marzo el libro ocultó en un pilar del sótano del Centro Nacional de Música de Argentina, lugar en donde por años tuvo su sede la Biblioteca Nacional Argentina, y que ahora ocupa la imprenta del mencionado Centro.

Cediendo la palabra al descubridor, el Dr. Hazler explicó que por años se sintió cautivado por el relato de Borges y siempre consideró que no era un simple “cuento”, sino una historia real, por lo que se dedicó en cuerpo y alma a su búsqueda partiendo de la base que Borges, como Director de la Biblioteca Nacional, tendría acceso a partes ocultas del edificio que en ese entonces ocupaba la Biblioteca.

El Dr Hazler explicó que la clave para encontrar el libro fue la mención que hace Borges, al final del relato, de que lo dejó en la Biblioteca Nacional mencionando que “a mano derecha del vestíbulo una escalera curva se hunde en el sótano, donde están los periódicos y los mapas”. Con base a esta explicación, buscó concienzudamente hasta que dio con un ladrillo falso en un pilar y al quitarlo lo encontró.

El Dr. Hazler presentó el libro a los medios. El libro, no mayor que una Biblia de Guttemberg, está encuadernado en tela y en el lomo dice “Holy Writ” y abajo la palabra Bombay. El maestro Horacio explicó que Borges comentó que dicho libro le fue entregado por un vendedor de Biblias que dijo que lo adquirió en “los confines de Bikanir”, tal vez refiriéndose a Bikaner, una ciudad situada al noreste de la India.

La peculiaridad del libro, además de su inusitado peso, es que tal parece que realmente no tiene principio ni fin. Al explicar esto el Dr. Hazler comentó que él siempre había pensado que la afirmación de Borges era una metáfora, pero que realmente era así. Ante la presencia de las cámaras abrió el libro e invitó a una reportera que intentara encontrar la portada o el final del libro. Ella intentó varias veces pero fue una tarea inútil. Siempre se interponían varias hojas entre la portada y su mano, pareciendo que las páginas brotaran del libro. La audiencia sorprendida no le pudo encontrar explicación a este hecho, además de que se demostró que jamás se encuentra nunca la misma página que se abrió una vez.

Las páginas están impresas a dos columnas a la manera de una biblia. El texto es apretado y esta ordenado en versículos. La numeración de las páginas no es correlativa y asume números arábigos extravagantes y exorbitantes. Posee interesantes ilustraciones.

Los presentadores indicaron que no consideran que el libro sea “monstruoso”, como indicaba Borges en su relato, sino que es una rareza bibliográfica heredada de tiempos ancestrales y fruto de alguna civilización desaparecida.                                
                                    

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada