Ojo enamorado

Ojo enamorado
En tu mirada

martes, 26 de mayo de 2009

Durmientes. Variaciones sobre un mismo tema

Durmientes

En un pueblo todos duermes, menos yo que voy, de patio en patio, devorando los cadáveres de los gatos.

Durmientes

En un pueblo todos duermen. Saben que mañana el pueblo será destruido, pero se han resignado y disfrutan su última noche. A lo lejos, un perro aúlla. Yo también duermo.

Durmientes

En un pueblo todos duermen. En su universo paralelo nadie puede dormir. Asqueados del insomnio, deciden destruir el pueblo. Yo aprieto el botón en tanto le doy un sorbo a mi leche.

Durmientes

En un pueblo todos duermen, menos la Bella Durmiente que no puede conciliar el sueño. El Príncipe Azul quiere el divorcio. Conoció a Blanca Nieves.

Durmientes

En un pueblo todos duermen, solo yo insisto en estar despierto. Lo hago porque sé que cuando me duerma todo el pueblo despertara. ¿Qué otra cosa puedo hacer solo en una isla?

Durmientes

En un pueblo todos duermen. Teresa y yo aprovechamos para hacer el amor. Cuando los del pueblo despertaron, encontraron nuestros cadáveres. Habíamos muerto pletóricos de dicha en medio de un orgasmo-eyaculación.

Durmientes

En un pueblo todos duermen. Tú ¿que demonios haces despierto?

Durmientes

En un pueblo todos duermen. Yo, frustrado, me tengo que ir del pueblo. Soy el Presidente de la Asociación Mundial de Insomnes.

Durmientes

En un pueblo todos duermen. Miquel y yo aprovechamos para ejercer la escritura. Yo escribo y el desescribe. Cuando nos cansamos, cambiamos los roles. Cuando nos dormimos, nadie despierta. No pueden. Se quedaron atrapados en nuestros cuentos.

Durmientes

En un pueblo todos duermen, en especial los farmacéuticos que vendieron todas las pastillas para dormir en un sólo día

Durmientes

En un pueblo todos duermen. Aprovecho para tomarles fotografías a los cadáveres. Cuando termino, despierto a los policías quienes, aún aturdidos, tratan de despertar a los cadáveres. Al final, le tomo fotografías a los policías. Ya son cadáveres.

Ejemplo

En un pueblo todos duermen. Edna aprovecha para escribir un cuento acerca de un pueblo en donde todos dormían. El cuento no le sale bien. Es que ella está despierta.


Durmientes

En un pueblo todos duermen. Adriana aprovecha para sacar a la gata de su casa. Nadie se dará cuenta, todos duermen. Los chillidos de la gata despiertan a todo el pueblo. Adriana es asesinada.

Durmientes

En un pueblo todos duermen. Gerardo bajó a tomar agua y se tropezó con la silla. La caída fue muy dura. Fue entonces que se dio cuenta que no había nadie en el pueblo y que se había quedado completamente solo. Bueno, sólo quedaban su egoísmo y él. A lo lejos, un pato graznó.

Matrix

En un pueblo todos duermen, pero nadie sueña. Me robé los sueños y no los devolveré hasta que me paguen un cuantioso rescate. Por desgracia los sueños mueren asfixiados porque la cuerda estaba muy anudada. El pueblo despierta. Estamos en México.

Durmiendo

En un pueblo todos duermen. Yo no duermo por escribir este cuento. Tú, por leerlo.

Pertenencia al dormir

En un pueblo todos duermen.
No duermo.
No soy del pueblo.
Me voy y, en el camino, desaparece el pueblo.
Despierto sudando en un pueblo dormido.
Ella solo me mira.

Duerme

En un pueblo todos duermen. Despierto. No hay nadie. Me vuelvo a dormir. Todos están dormidos. Despierto sin entender. Un demonio me mira. Me vuelvo a dormir. Ya no puedo despertar. Estoy en el infierno de un pueblo dormido.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada