Ojo enamorado

Ojo enamorado
En tu mirada

miércoles, 29 de septiembre de 2010

DELIRIOS COTIDIANOS

Amargo

Hoy amanecí con un extraño sabor amargo en el alma. Como si algo se hubiera resquebrajado en mí y alguien le hubiera dado vueltas para terminar de romperlo. El despertar me supo agrio, el desayuno desabrido y el ir a trabajar me hizo sentir hosco. La energía se me había ido y la vida me sabía insípida. Caminaba distraído hacia la oficina cuando noté que algo me miraba. Voltee sorprendido y me encontré contigo.

Algo me debió haber dicho tu mirada que una chispa se encendió en mi alma y el calor de un nuevo fuego me envolvió.

Ahora que no te veo me pregunto si yo también podré pasar la chispa que me diste. Trataré de hacerlo con el próximo que se me acerque. Te miro, me miras y todo queda impreso en el alma. Nada se rompió, sólo fue el ruido oxidado de una mente ociosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada